Dulce y sensual

La sensualidad y la dulzura es algo que valora especialmente de mí toda la gente que me conoce. No hablo sólo de amantes. Así me definieron unos amigos hace sólo unos días.

 Supongo que cada uno tenemos nuestros “súper poderes” y esos, en mi caso, son bastante destacables. Ser sensual y dulce, no es algo que se pueda aprender, son innatos, como lo son los talentos de cada uno. Luego ya, se pueden añadir habilidades, que esas sí se aprenden.

Lo que he podido observar es que estos súper poderes son capaces, a su vez, de transformar a la persona que tienes delante. La dulzura crea dulzura y la sensualidad, también. Imagino que son sensaciones capaces de sacar una versión mejor de nosotros mismos, como cuando vemos el video de un gatito. ¡Esos gatos son jodidamente tiernos!

gatito

 A su vez, me planteo que, aunque tengo la suerte de que mis amantes siempre me ofrecen su dulzura, aun cuando nos acabamos de conocer. Si es algo tan destacable, es que quizá no es tan fácil encontrar y puede que menos por estos lares.

 Quizá por eso siento que estoy haciendo las cosas bien, que dentro del sexo de pago se puede ofrecer y recibir mucho más. Quizá por eso mis amantes me valoran tanto o yo les quiero seguir teniendo cerca. Quizá lo que formamos juntos sea la diferencia. Quizá por eso a veces siento que la etiqueta “Girlfriend experience” se queda corta, pero no habiendo otra a mano, sea la que mejor define lo que somos capaces de sentir.

sensual

Si quieres vivir una Girlfriend Experience en Madrid, contacta conmigo: citaconmarta@gmail.com

Prostitución

Creo que es la primera vez que utilizo la palabra PROSTITUCIÓN en este blog. No es que utilice eufemismos para referirme al mismo término, sino que hablamos de conceptos diferentes. Yo lo entiendo de forma diferente. Me consta que mis amantes también lo hacen.

 Por otro lado, la palabra prostitución no es que sólo sea horrorosa por su sonoridad, que es tela de fea. Sino que es una palabra tan fuerte que sólo con leerla, es capaz de trasladarnos mentalmente a un ambiente hostil, a mafias, a excesos, a machismo, a la oscuridad… todo mal, vamos.

 Cuando tomé la decisión de vivir la aventura de tener una doble vida y quedar con desconocidos a cambio de dinero, sabía que la experiencia no podía quedarse únicamente en eso. Esas personas estaban contribuyendo a que mi vida fuera mejor económicamente (con todo lo que eso conlleva) y yo, debía corresponder de forma excelente en hacer que su experiencia junto a mí fuera algo único y especial. Ese era el planteamiento. Esos eran los valores con los que se inició este blog: la excelencia. A día de hoy, esos valores se mantienen, la constante mejora en la búsqueda de la excelencia se ha convertido en una forma de vida.

 El dinero no lo compra todo, eso hay que tenerlo claro y por eso desde el principio, traté de dejar claro mi planteamiento, para que sólo contactaran conmigo personas que realmente estuvieran buscando vivir una Girlfriend Experience y no únicamente sexo por dinero. El blog facilitaba las cosas para dejarme encontrar por esos amantes con los que he vivido momentos irrepetibles y algún que otro perdido también se ha colado, no lo vamos a negar, pero evidentemente, no ha pasado de ahí.

 Se puede llamar de muchas formas, todo tiene el nombre que le quieras dar, pero a lo que vivo con mis amantes yo no le puedo llamar prostitución y comprendo que quién no lo haya tenido una cita conmigo (desconozco si otras mujeres comparten mi filosofía) no llegue a entender de lo que hablo, o quizá no lo crea posible. Esto es otra cosa. Esto es una experiencia real y mágica. Ojalá todas las experiencias de mi vida, en cada ámbito, tuvieran esa realidad y esa magia que vosotros hacéis posible.

2

Si quieres vivir una Girlfriend Experience, escríbeme a: citaconmarta@gmail.com

 

 

La opción más cómoda y segura siempre es contratar a una escort

El otro día me llamó un amigo que con la excusa de tomar un vino, quería saber mi opinión sobre la crisis existencial que estaba viviendo.

-Una copa de blanco, por favor. -Fiel a mis costumbres.

+ Para mí un Gin tonic.

Era pronto y ya estaba con Gin tonic, su crisis claramente iba más allá de temas laborales. Directamente le pregunté cómo le iba con la chica con la que salía hacía unos años.

 Siempre me la había pintado muy bien y sinceramente, creí que acabarían teniendo hijos, hipotecas y un divorcio tormentoso (pero más adelante). Ahí vino el huracán.

+ Quiero tirarme a otras – soltó tras dar el primer sorbo a su copa.- Blablablá me gusta, es una chica fantástica con la que todo funciona estupendamente. No sé qué pasa, no sé por qué entonces me apetece conocer otros cuerpos, vivir aventuras. Ya sabes…

 Sí, ya lo sé. Claro que lo sé. Es algo que en primera instancia, cuando una relación comienza, te niegas a creer pero que, en última instancia, la realidad es que ya pueden pasar uno o los años que sean, en algún momento, te  apetecerá acostarte con otras personas. Descubrir esto por primera vez es como cuando te enteras de que los Reyes Magos no existen, en el fondo ya lo sabías pero molaba mantenerlo.

– Pues tírate a otras. Pero de buen rollo.

+ Joder, ¡no es tan fácil! Que si conocer, que si seducir, que si quedemos, que si no me mandes whatsapp, que si te los manda y tienes que dar explicaciones. Es mucha movida…

Os juro que me tuve que morder la lengua para no decirle “¡que llames a una escort, melón!”. Pero no, claro, es algo que no hay que decir.

Siempre he defendido que la opción más cómoda y segura cuando te encuentras en esta situación es contratar a una escort que cumpla con lo que se está buscando. Saber que vas a estar con una chica de tu gusto, sexualmente implicada, con la que disfrutar  y sin complicaciones emocionales, realmente tiene que ser  una pasada. Y siempre va a ser mucho más económico (en tiempo y dinero ) que una amante al uso.

– La verdad es que no se me ocurre nada que puedas hacer en este caso.- Tuve que decir finalmente.

+ Ya. Es muy complicado. De todos modos, gracias por escucharme. ¿Qué te parece lo de Bob Dylan?…

Couple making love
Si quieres vivir una Girlfriend Experience en Madrid, escríbeme: citaconmarta@gmail.com