Paseo hacia el orgasmo

En occidente, siempre nos han enseñado a priorizar la meta, el resultado, al proceso. Bien, parece que ya estamos aprendiendo a darle la vuelta a esto.

No sé tú, pero yo cuando llego a la meta de lo que sea, digo: “bien, ya está, y ahora ¿qué?”, con lo cual,  la sensación de éxito me dura poco y si el proceso hasta lograrlo ha sido tedioso, apaga y vámonos.

En el sexo pasa absolutamente lo mismo. A veces, conozco a gente que únicamente piensa en llegar al orgasmo o en que llegue su pareja sexual (lo cual está muy bien) pero, bajo mi punto de vista, es una forma muy absurda de perderse un proceso en el que las sensaciones llegan a ser muchísimo más placenteras que todo lo conocido.

¿Cómo podemos cambiar esto?

1- La relación sexual comienza desde el mismo momento en que sabemos que vamos a tener una relación sexual.

Nos olemos, nos miramos, nos hablamos y nos hacemos sentir deseados. No hay ninguna prisa.

2- Haz que tu pareja sexual sea tu templo de adoración.

Insisto, la clave está en que no hay ninguna prisa. Acaricia, descubre, besa. Disfruta y haz disfrutar, recréate desvistiendo, tocando , acariciando sobre la propia ropa. Déjate guiar por su respiración y por sus latidos. Sé generos@. Tu pareja, si es una buena pareja sexual, hará lo propio. Imagínate todo lo que se puede a llegar a sentir antes incluso de la penetración, cuando no hay prisa.

3- Llegada a Meta.

Tampoco se trata de que esto sea una tortura china, así que, cuando ya no se pueda más de excitación, convendría empezar a follar 🙂 Y creo que aquí no hay mucho más que explicar, solo intenta seguir descubriendo sensaciones y tempos. Disfruta y haz disfrutar. Después se llega a la meta y como guinda está bien. Pero el proceso, el camino es lo que realmente recordaremos y nos hará desear volver a vernos.

Pues esto mismo se lo intenté explicar ayer a una amiga y no lo entendió.

BBs-BksCQAIYRDR (1)

Contacta conmigo:

citaconmarta@gmail.com

Cuando ser escort te cambia la vida

Ya sabéis, porque os lo confieso cada dos por tres, que lo que más me gusta de esta experiencia como escort que estoy viviendo, es conocer a personas tan interesantes, cariñosas, generosas y divertidas como me sucede y me está sucediendo cada vez que tenemos una cita. Sin desmerecer, por supuesto, todo lo que aprendo y he aprendido en este tiempo a nivel íntimo (ya me entendéis).

 Pero hoy, también quiero confesar todo lo que esto ha supuesto a nivel personal. Y es que, el otro día, por primera vez fui consciente de que el personaje se ha comido a la persona que era hace ya un par de años.

 Me encontré con gente que más o menos hacía ese tiempo que no veía, la reacción al verme fue unánime sobre lo elegante, guapa y cuidada que me encontraron. Fue divertido, se percataron incluso de una nueva filosofía de vida por la que rijo mis ideas e incluso solté alguna anécdota que me ha sucedido con alguno de vosotros, siempre disfrazándoos de amigos personales, claro. El cambio en este tiempo ha sido increíble, es un hecho. Y ¿sabes qué? me encanta este cambio. Me encanta la mujer que soy hoy, gracias, principalmente en quiénes habéis impactado de alguna manera en mi vida, con los que he compartido tiempo, vivencias, piel y cariño, porque sí, siempre existe mucho cariño.

 Es curioso que una parte tan importante de mi vida tenga que ser un secreto entre tú y yo. Pero así es y quizá eso, lo haga aún más especial.

Feliz lunes!

martaescortmadrid2

Si quieres vivir una Girlfriend Experience escríbeme a : citaconmarta@gmail.com

Tres

 

Tengo mucha suerte. Ya lo he comentado en otras ocasiones pero es así. Siempre me rodeo de hombres que quieren complacerme, supongo que es lo que les inspiro porque yo también hago lo posible por complacerlos y con mis amantes de pago, no iba a ser diferente.

Hace tiempo sugerí una fantasía, me apetecía estar con otra mujer y por supuesto, uno de mis amantes (gran Maestro de Ceremonias él) recogió el guante.

Entendedme, he jugado con otras mujeres, incluso con alguna  compañera del sector en algún momento puntual y por una cita expecífica. Pero nunca lo había vivido EN SERIO y con una desconocida. Sabes de lo que hablo…

Llevábamos tiempo planificándolo. Primero me envió la opción que había elegido para corroborar si estábamos en el mismo código. Española, pelirroja, escort de agencia y muy sensual. Me preguntó si me gustaba y ¡sinceramente me encantaba!.

Hace unos días fue EL DÍA y nos encontramos los tres. Él y yo estábamos emocionados, yo también algo nerviosa, lo reconozco. Sabía que saldría bien porque las cosas siempre salen bien, pero aún así, las mariposas en el estómago por lo desconocido y por la desconocida no me dejaron concentrarme en mi trabajo las horas previas al encuentro.

Llegó a la hora prevista (punto para ella) con sus pantaloncitos cortos, con su blusita y con sus ganas de una ducha inmediata. Se deshizo en halagos hacia mí (todo correcto). Nunca supo si compartíamos categoría profesional o si él y yo realmente éramos amantes. Daba igual, pero seguro que le picó la curiosidad, aunque no se atrevió a preguntar.

Tanto el M.C. como la pelirroja hicieron mis delicias y traté de aguantar llegar al final el mayor tiempo posible, estaba encantada con los estímulos visuales, táctiles  y gustativos, todo era tan nuevo para mí… Besar a una mujer es diferente a besar a un hombre. Las caricias de una mujer también lo son, excitantes y delicadas.

Pasaron muchas cosas aquella tarde  que serán un recuerdo recurrente durante los próximos días. Me da rabia no poderlo compartir con nadie, porque son cosas que dan para una conversación con risas y caras de sorpresa. No, claro, mi vida sigue igual y aquí no ha pasado nada. Lo bueno es que mi vida también mola muchísimo, así que podré resistir la tentación, además, al menos lo puedo compartir contigo 😉

 Si quieres vivir una auténtica Girlfriend Experience en Madrid escríbeme a: citaconmarta@gmail.com