A veces, hacen falta tres personas

El amor y tener pareja en ocasiones es tan complicado que para llevarlo de manera equilibrada, a veces es necesario tres personas.

Cuando conozco gente que recurre a tener citas conmigo y tienen pareja, los entiendo. De hecho, me parece una forma magistral de preservar su proyecto familiar y equilibrarlo cubriendo la necesidad de sentirse deseado y de vivir experiencias “sexies” asumiendo el menor riesgo posible de desestabilizar su vida personal.

–  Marta, llego a Madrid mañana. ¿Nos vemos 2 horas?

Cualquier amante que me conozca sabe que para quedar conmigo y que la experiencia sea inolvidable para los dos, cuanto más tiempo podamos vernos, mejor. Por eso suele ser siempre este tiempo el mínimo que me plantean.

Me venía fatal quedar, ya que al día siguiente tenía una presentación y quería estar concentrada. Me había costado bastante ajustar la agenda y tener una cita me ponía el mundo patas arriba. Sin embargo, al ser un amante de esos a los que conoces, con el que te lo pasas bien y a quién te apetece ver, reorganicé todo para que pudiéramos quedar. Cuando hay ganas, siempre se saca tiempo.

+ ¡Claro!, ¿donde siempre?– Respondí sin dar más detalles de todo lo que acababa de hacer para no darle una negativa.

Hacía varios meses que él no aparecía por Madrid, así que le preparé algo un poco especial. Se lo que le gusta mi lencería, así que me compré un conjunto de infarto para sorprenderle durante nuestra cita. No le infarté, afortunadamente, aunque poco faltó.

En su ciudad lleva una vida de lo más tranquila, padre de tres niños y marido ejemplar, éxito profesional, dos perros y una casa. Todo correcto, todo perfecto, todo bien salvo por una cosa… salvo por querer tener de vez en cuando, sin pasarse, un extra de pasión, un secreto inconfesable, miradas de deseo, una conversación con grandes dosis de verdad, una piel cálida y risas. Muchas risas.

Lo entiendo, claro que lo entiendo, porque lo que podemos vivir juntos nunca afectará a su día a día y porque ambos hacemos de esto algo muy divertido transformando  el lento asesinato vital que provoca la monotonía. 

Una cita diferente. Si te apetece tenerla escríbeme a citaconmarta@gmail.com

cita con una escort