Siempre que se presenta la ocasión de conocer a un nuevo amante, vuelvo a tener la sensación de que mil mariposas sobrevuelan mi estómago durante todo el día.

¿Me gustará?, ¿me habrá fallado en esta ocasión mi sexto sentido? Así todo el rato. Mi intuición no suele fallar, en realidad es a ella a quién debo haber conocido a hombres tan increíbles como los que se han cruzado en mi vida durante este tiempo. Junto a ellos he vivido aventuras apasionantes, divertidas, llenas de cariño, buen sexo y magia. La sensación de recordarlos y que sea irremediable que una sonrisa aparezca, me encanta. Me gusta saber que a ellos les sucede lo mismo. Porque sí, es posible vivir una historia de este tipo y que vaya mucho más allá del sexo. Insisto: mucho más allá.

Cuando Alberto me escribió tuve claro que quería quedar con él. Quizá fue por su determinación proponiendo la cita, supe que lo quería dejar resuelto en un primer mail. Si hay algo que he aprendido es que las personas respetuosas con el tiempo, tanto suyo como mío, suelen serlo también en todos los ámbitos. Le di mi teléfono para que pudiéramos cerrar los detalles: Tipo de cita (quería una velada. Yo también), hotel, restaurante, hora de la cita y algún detalle más sobre quiénes somos.

Estuve nerviosa durante todo el día. Me fui a la peluquería y después me compré un conjunto de lencería que volvería loco a cualquier hombre, pienso que ese tipo de detalles marcan la diferencia.

Me mentalicé, quería que esa cita fuera inolvidable para los dos. Hacernos olvidar por unas horas nuestra realidad y vivir una historia única, reírnos, disfrutar, aprender, descubrirnos y saborearnos.

Me puse un vestido rojo, elegante, discreto y que acentuase mi figura. Llegué al restaurante, puntual como siempre, miré hacia una mesa que estaba junto a la ventana y allí estaba él. Radiante y con una sonrisa que me hizo recordar por qué me sigue excitando tanto tener este blog.

– Hola. -Me dijo.

-Hola…

Si te apetece que tengamos una cita diferente y única, escríbeme y te responderé enseguida: citaconmarta@gmail.com