Sexo

Que sea educado y divertido. La verdad no pido más (ni menos).

Qué importante son ambas cosas para que una cita salga como a todos nos gusta.

 Cuando quedo con un hombre me gusta que me dedique tiempo y atención, que juegue al cortejo para acabar enredados en la cama sin prisas.

 Me gusta descubrirlo, que su respiración me indique las cosas que le gustan. ¿Por aquí? ¿más deprisa?¿y si te acaricio así?¿y si nos ponemos de esta otra manera?.. No es necesario que responda nunca. Se estremece. Palpita. Me hace parar o seguir mientras me acaricia el pelo. En esos momentos, el cuerpo es capaz de gritar más que las palabras.

 Aún así, me gustan las palabras. Practicando sexo se pueden decir muchas cosas sin que existan filtros. Cosas que son verdad y excitantes.

A veces a él le gusta tomar las riendas y que yo me deje hacer. Esos casos en los que a él manda y descubre. Se toma su tiempo y anota mis reacciones, saborea cada centímetro de mi piel y escucha lo que mi cuerpo tiene que decir a sus caricias.

El sexo es uno de los mayores placeres que existen. Una sensación de poder perdurable y prácticamente indescriptible. El sexo nos hace estar mejor y querer estar vivos mucho más tiempo. El sexo es la guinda perfecta para una cita en la que nos hemos seducido y divertido. El sexo es lo que hace perfecto cualquier momento en el que estemos juntos.

¿Te apetece? Escríbeme a citaconmarta@gmail.com y te responderé para que podamos concretar nuestra cita.

sensual