¿Cómo llevas el lunes? Escríbeme y me lo cuentas. Podemos vernos, si te apetece, en estos días 🙂 Escríbeme a citaconmarta@gmail.com

Sábado noche

 Hoy es mi último día lejos de Madrid, regreso mañana domingo tras unos  días de viaje a un lugar que mantiene  temperaturas veraniegas. Me gusta el calor en tiempo y en carácter.

 He venido con un cliente de mi empresa . Así soy yo, cada cierto tiempo tengo que crear una situación de alto riesgo para equilibrar mi mundo. Me sucede desde siempre, al principio no entendía por qué hago cosas tan diferentes a las del resto de mi entorno, cosas que deben ser secretas para evitar juicios o pellizcos emocionales innecesarios a terceros. Después simplemente lo he aceptado y dejado de cuestionarme. Así vivo mucho más tranquila. Me parece necesario tener secretos. No sé si te pasa lo mismo.

 No es importante cómo ha surgido  este viaje, no nos conocemos demasiado, pero me lo propuso y acepté. Solo le pedí que me regalara unos días que no pudiera olvidar jamás. Recogió el guante y ha cumplido con creces mis expectativas.

 Durante la cena de hoy le he soltado que para mí es muy importante que nuestro desliz sea un secreto. He supuesto que a él tampoco le interesa que se sepa, pero prefiero poner este tipo de cosas sobre la mesa y que podamos hablarlas con naturalidad. Me ha parecido que no le ha gustado demasiado mi planteamiento y ha subido la apuesta ofreciendo otros planes para que podamos hacer en Madrid la próxima semana. Me he quedado callada. Seguir quedando con él es demasiado arriesgado para mí.

 Al subir a la habitación, me ha sentado en el sofá y se ha puesto de rodillas frente a mí. Me ha bajado las bragas y ha comenzado a hacerme un sexo oral increíble, como a mí me gusta: suave y delicado, succionando mi clítoris con los labios para acariciarlo con su lengua hasta provocarme el primer orgasmo.  Ha sido muy excitante. Me encantan los hombres generosos y entregados en la cama, yo también lo soy y es la manera de que el sexo llegue a un nivel superior.

 Después nos hemos desnudado para terminar en la habitación comiéndonos la boca y cada centímetro de nuestra piel. Sintiendo y haciéndonos sentir. Cómo me gusta el sexo bien hecho, con cariño y atención, con tiempo para seducirnos previamente.

 Quedan aún varias horas hasta que salga mi vuelo de regreso, voy a tratar de exprimirlas. Mientras, decirte que espero que también hayas tenido un fin de semana inolvidable con dosis de buen sexo 🙂

 Si te apetece que tengamos una cita inolvidable, envíame un email contándome un poquito sobre ti y cuando quieres que nos veamos a  citaconmarta@gmail.com Te responderé enseguida.

 

Sólo se me ocurre una forma de lidiar con la depresión postvacacional… Una cita. Ya sabes: Él, yo, una cena, una noche, seducción y pasión. Si tú eres “él”, escríbeme a citaconmarta@gmail.com Es la vía de contacto más rápida y así evitamos incomodidades en horario laboral 🙂